Cipos de Horus

Estelas que representaban al dios Horus niño, vencedor de cocodrilos, escorpiones y serpientes. Los cipos, pertenecientes en su mayoría a la época ptolemaica, son de esquisto o de piedra dura negra (grauwacke). Están cubiertas de inscripciones mágicas contra esos animales malignos; algunas van provistas de un pequeño cuenco en su base destinado a recoger el agua de las libaciones vertida en ellas y que se creía se impregnaba de las fórmulas mágicas. Esa agua parece que se empleaba contra las mordeduras y picaduras de animales venenosos.
 
Volver