Drac

Nombre que dan en el Languedoc a los duendes. La idea que se forma de los dracs, dice M'Astruc en sus "Memorias para servir a la historia natural del Languedoc", es de que son duendes caprichosos, inquietos y ordinariamente malignos. Los mejores entre ellos se complacen, al menos, en hacer burlas y malas partidas; se cree, no obstante, que admiten por amigos a cierta clase de gentes y que les prestan grandes servicios. Finalmente se les atribuye el poder de hacerse invisibles o de presentarse bajo la forma que mejor les acomoda, etc..
 
Volver