Menjeperure Tutmosis IV

(siglo XV a.C.). Faraón (1.412-1.402) del Imperio Nuevo y de la Dinastía XVIII (1.552-1.305). Hijo y sucesor de Amenhotep II, con quien estuvo asociado al trono, y nieto de Tutmosis III. Su ascenso al mismo lo conocemos por la llamada Estela de la Esfinge de Guiza, todavía in situ, que relata un sueño tenido por el futuro rey. Como nombre de coronación (neswt bity) adoptó el de Menkheperure y su reinado se desarrolló en medio de la paz, aunque en su octavo año hubo de enviar una expedición a Nubia para reafirmar el control egipcio sobre aquel territorio ( inscripción de Konosso). Asimismo, en Asia efectuó como mínimo dos campañas de inspección, pactando con Artatama I de Mitanni y aceptando una princesa mitannia en el harén de Tutmosis IV, Mutemuja, hija de Artatama I. Esta alianza es un hecho memorable en la Historia Universal. Por primera vez dicha alianza imponía un equilibrio internacional que los demás no tenían más remedio que aceptar. Durante 75 años hubo paz y estabilidad casi absolutas en el Próximo Oriente. La lengua internacional utilizada normalmente era la acadia, escrita en tablillas cuneiformes. Se inicia una reacción real contra el excesivo monopolio teológico y la influencia política ejercidos por el clero de Amón en Tebas. Esta reacción se apoyó en la teología heliopolitana y en torno al antiguo espiritualismo representado por el culto solar. Así, en la estela que mandó colocar entre las patas de la Esfinge de Guiza, Tutmosis IV se vanagloriaba de deber el trono no a Amón, sino al dios-sol simbolizado por dicha esfinge, personificación de Harmaquis. En política cotidiana se produjo un alejamiento de los sumos sacerdotes de Amón de los más importantes cargos políticos. Thutmosis IV efectuó diversas construcciones por el país, destacando en Karnak un pórtico y un obelisco (conocido hoy como de Letrán, por hallarse frente a la iglesia de San Juan de Letrán, Roma) de 44 m de altura, y otros edificios en Menfis. De notabilísimo interés es el grupo escultórico, de granito negro que lo representa sentado junto a su madre Tiaa, hallado en Karnak y hoy exhibido en el Museo de El Cairo. Entre los personajes importantes de su reinado, deben citarse: Sebekhotep, Tesorero y Alcalde de El Fayum, Heqareshu y Heqaerneheh, preceptores reales, Amenhotep, Gobernador de los Países del Sur, Neby, Gobernador de Tjaru, Ahmes, Gran sacerdote de Re en Heliópolis y Hapu, favorito y Visir. Su tumba la construyó en el Valle de los Reyes. De sus esposas, que le dieron numerosos hijos, conocemos los nombres de Uadjet, Nefertari y Mutemuja, que fue la madre de Amenofis III, su sucesor.
 
Volver