Antípolis

o Civitas Antipolitana. Ciudad de Liguria, en la costa mediterránea, en el territorio ligur de los deciates, habitada desde el siglo X a.C.. Fue un puesto avanzado griego de Massilia o Phokaia. El área ha dado más inscripciones en griego que ninguna otra del sur de Francia: la piedra Terpon, el monumento de la victoria en Biot, muchos fragmentos con nombres, moneda local en griego, un trofeo de la victoria y una cabeza de Apolo que data del siglo II a.C.. El cónsul Q. Opimio la liberó del asedio de los ligures en 154 a.C.. Posteriormente Antipolis fue protegida y desarrollada por Roma, aunque en la Galia Narbonense; era tratada como una ciudad italiota con ius latii. Los hallazgos indican su importancia en el imperio, especialmente en época de Constantino y los llamados usurpadores galos. Las excavaciones preliminares situaron bajo la acrópolis, la catedral y el castillo Grimaldi, dos cisternas romanas con columnas de piedra octogonal, el templo principal, y casas romanas. La ciudad baja y el área del puerto se expandieron en época romana. Ruinas del teatro, demolidas en 1691, se encuentran debajo de la estación de autobuses; un anfiteatro al parecer cerca de la Rue Fersen; sobreviven partes de la muralla antigua y los muelles del puerto. Se conocen restos de baños y acueductos. Han sido explorados restos de naufragios. En la Vaugrenier cercana hay extensas ruinas romanas, y evidencias que sugieren un santuario griego de un culto a la tierra. Hoy, Antibes, departamento de Alpes-Maritimes, región Provence-Alpes-Côte d'Azur, entre Niza y Cannes, Francia. Ver, Nikaia.
 
Volver