Juba II

(ss. I a.C.-I). Rey de Mauritania, hijo de Juba I. César lo capturó siendo un niño tras la batalla de Tapso en el 46 a.C. y lo hizo desfilar en su desfile triunfal. En el 30, Octavio, que lo había retenido en su corte y le había concedido la ciudadanía romana, lo nombró rey cliente de Numidia. Más tarde lo casó con Cleopatra Selene, hija de Antonio y de Cleopatra VII. Pero en el 25, Augusto anexionó Numidia a la provincia de África y a Juba le dio a cambio Mauritania y parte de Getulia. Los gétulos, que se rebelaron ca. 6, fueron reducidos con la ayuda del gobernador romano de África, Cosso Léntulo. Durante el reinado de Juba, Augusto fundó doce colonias romanas en la costa, incluida Tingis (Tánger). En el 17, Juba cooperó en la derrota del rebelde Tacfarinas. Tras la muerte de Cleopatra, Juba se casó con Glafira. Fue sucedido por el hijo de su primer matrimonio, Ptolomeo el Mauritano. Juba fue un hombre muy culto que escribió en griego libros sobre temas históricos, geográficos, literarios, artísticos y botánicos, ninguno de los cuales se conserva, y que sirvieron como fuente a Plinio el Viejo y Plutarco, entre otros. Juba alentó la propagación de la cultura grecorromana por Mauritania. Creó hermosas colecciones artísticas guardadas en sus dos ciudades principales, Cesarea (previamente llamada Iol), en la costa, y Volubilis, en la cordillera del Atlas. Juba fomentó el desarrollo de la tintura, la púrpura getúlica. Envió una expedición a explorar las islas Canarias. Murió ca. 23. Ver, Mauritania.
 
Volver