Acacio de Constantinopla

(siglo V). Patriarca de Constantinopla que sucedió a Genadio en el año 471. Se distinguió por su gran ambición y por el cisma que introdujo en la Iglesia, conocido con el nombre de Cisma acaciano, el cual, iniciado en 482, no terminó hasta 519, durante el pontificado de Hormisdas. Apoyándose principalmente en el canon XVIII del Concilio de Calcedonia, pretendió ejercer la primacía sobre las iglesias de Jerusalén, Alejandría y Antioquía. Tomó parte activa en las turbulencias de los eutiquianos en Oriente. Debido a su influencia fueron repuestos Pedro Fullo en la silla de Antioquía, de la que le había depuesto el papa Simplicio, y Pedro Mongo en la de Alejandría, arrojando de ella a Talayo, puesto por los católicos. Influído por Acacio, el emperador Zenón publicó su célebre Henoticón (edicto favorable a los eutiquios) o Edicto de unión, y mandó que lo firmaran todos los obispos, lo que efectuaron sin oposición Acacio y sus partidarios, pero no los católicos, con lo que aumentaron más las disensiones. El papa Félix III reprobó el Henoticón y envió legados al emperador y a Acacio para que enmendasen sus errores; pero éste logró intimidarles y corromperles con amenazas y dádivas, y no comunicaron más que con sus partidarios. A consecuencia de esto, el pontífice reunió en Roma un concilio, al que asistieron 77 obispos, el cual depuso a los legados y excomulgó a Acacio y Mongo. Pero éstos, en vez de acatar las órdenes emanadas de Roma borraron el nombre del papa de los dípticos sagrados y persiguieron a los católicos, colocando en todas las jerarquías de la Iglesia a los rebeldes y declarándose el cisma abiertamente, pues los sucesores de Acacio, que murió en 488, no querían borrar su nombre de los dípticos sin que se le absolviera de la excomunión, por lo que los romanos pontífices no querían comunicar con ellos. Por fin, merced al apoyo del emperador Justino el papa Hormisdas logró en el año 519 que terminara el cisma y que la Iglesia de Constantinopla entrara de nuevo en comunión con la Sede romana.
 
Volver