Arsínoe IV

(siglo I a.C.). Hija de Ptolomeo XIII Neo-Dioniso Auletes y de Cleopatra VI y hermana de la famosa Cleopatra. Durante las luchas tenidas en Alejandría por Julio César pudo escapar gracias al auxilio del eunuco Ganimedes al campamento de las tropas egipcias, las cuales la proclamaron reina. Al ser derrotadas, Arsínoe IV fue conducida a Roma, en donde Julio César la perdonó e incluso la hizo reina de Chipre, reservando Egipto para Cleopatra VII. Descontenta con el reparto, Arsinoé IV atacó a su hermana, pero fue derrotada y desterrada a Oriente. Más tarde sería condenada a muerte por Marco Antonio, a pesar de que había buscado un asilo en el templo de Diana en Mileto.
 
Volver