Zannanza

(siglo XIV a.C.). Príncipe hitita, muerto después del 1.327. Cuando murió el faraón Tutankhamón, la estirpe de Ahmose, el fundador de la Dinastía, se extinguió. Las circunstancias de la muerte de Tutankhamón no han sido esclarecidas, pero lo cierto es que su muerte precipitó una crisis en la corte que se demuestra por la petición hecha por la viuda de Tutankhamón, Anjesenamón, al rey de los hititas, Shuppiluliuma, de que le enviara a uno de sus hijos para poder casarse con él y, en calidad de hija de rey, transferirle la realeza. Tal propuesta no tenía precedentes, y debió de impactar fuertemente a las mentes más conservadoras de la corte y al estamento religioso. No obstante, Shuppiluliuma supo ver la ventaja política de ser el padre del rey de Egipto y, ante la insistencia de Anjesenamón, le envió a Zannanza, uno de sus hijos. Sectores hostiles a la reina descubrieron el plan y asesinaron al príncipe hitita por el camino. Ver, Meritatón.
 
Volver