Juan Crisóstomo

(san) (350-407). Padre de la iglesia griega, obispo de Constantinopla. Nació hacia el año 350 en Antioquía, y murió en Comana (Capadocia). El sobrenombre de "Crisóstomo" "boca de oro", data del siglo VI, y le fue dado por sus extraordinarias dotes de orador. Sus obras son esencialmente comentarios al Génesis, a los Salmos, a Isaías y a otros textos del Antiguo y del Nuevo Testamento. Dejó también homilías, discursos, opúsculos y cartas. Juan Crisóstomo representa, junto con Basilio y Gregorio Nacianceno, a los maestros del pensamiento de la iglesia oriental. Es de especial relevancia el aspecto moral y pastoral de sus escritos, porque expone estos temas en un contexto cultural helenista de sabor cínico-estoico, moderado por la experiencia de monaquismo austero de Juan Crisóstomo. La riqueza de su pensamiento está en la doctrina basada en la mejor cultura griega. En filosofía, como en el resto de su doctrina, sus maestros son Melecio y Diodoro. En la exégesis bíblica prefiere explicaciones de tipo histórico-literal antes que alegóricas, más propias de la escuela alejandrina. Fiesta el 27 de Enero.
 
Volver