Yezdegerd I

(ss. IV-V). Rey (399-421) sasánida de Persia. Creen algunos que era hijo de Sapor III, y otros el último hijo de Bahram IV (388-399). Cuando Bahram IV fue asesinado en el año 399, su hijo Yezdegerd le sucedió. Los soldados persas que habían asesinado a Bahram IV no le hicieron daño a causa de su excelente carácter. La invasión ostrogoda del 386, la revuelta de Máximo en el año 387, la revuelta de Antioquía de 387, la invasión de la Galia en 388, las matanzas de Tesalónica y la rebelión de Argobastes y Eugenio en 393, habían debilitado severamente el Imperio romano. Entre 386 y 398, Gildo el moro gobernó un reino independiente en África, y en el año 395 los godos tomaron las armas bajo su líder Alarico. Pero Yezdegerd desde su ascensión al trono desistió de asumir cualquier postura agresiva hacia Arcadio, el emperador romano de Oriente, o hacia Honorio, el emperador de Occidente. En el noveno año de su reinado le fue confiado el cuidado del príncipe romano Teodosio por su padre Arcadio, a su muerte en 408. Yezdegerd defendió fielmente la vida, el poder y las posesiones del príncipe romano. Fue conocido por su tolerancia religiosa hacia los cristianos y judíos en los primeros años de su reinado. Cambió de conducta cuando Abdaas, el obispo cristiano de Ctesifonte, quemó el "templo del fuego" y se negó a reconstruirle. El incendio provocó una fuerte reacción de los Reyes Magos, y Yezdegerd se vio obligado a tomar medidas. Yezdegerd respondió autorizando a los sacerdotes zoroastrianos a destruir las iglesias cristianas por todo el Imperio. Los cristianos fueron arrestados en gran número. La masacre de cristianos en el Imperio persa se extendió durante los cinco años siguientes. Iglesias cristianas de todo el país fueron destruidas, y los cristianos expulsados del reino. La última parte de su reinado fue ocupada por sus intentos de convertir a Armenia al zoroastrismo. Al final de su reinado tuvo lugar una guerra civil entre sus hijos. Bahram V salió victorioso y reclamó el trono. Yazdegerd I murió en 421 en circunstancias enigmáticas y fue sucedido por su hijo Bahram V o Bahramgur.
 
Volver