Abril

Aperire, porque en él se abre el seno de la tierra. Este mes está bajo la protección de Venus. Ausonio lo pinta como un joven coronado de mirtos que parece danzar al son de instrumentos musicales. Cerca de él hay una pequeña cazuela donde se exhala el incienso y la antorcha que brilla en su manos esparce olores aromáticos. En Gravelot, coronado de mirto y vestido de verde tiene el signo de Tauro, guarnecido de las flores con que la naturaleza empieza a adornarse. La figura de Cibeles, teniendo una llave y que parece apartar su velo, es una alusión ingeniosa a la etimología del nombre. Adorna el fondo del cuadro una lechera. En Cl. Audran, la diosa de los amores tiene en la mano una manzana de oro: está sentada con su hijo sobre una nube, bajo un toldo de mirto y de flores. Más abajo se ve una fuente sostenida por delfines y un cisne nadando en su vaso, a cuyo alrededor se ven palomas que tiran su carro. Encima del toldo, cuelgan trofeos amorosos de los rosales, y a su lado se ven gorriones, aves consagradas a la diosa.
 
Volver