Yazilikaya

Santuario de Hattusa, la capital del Imperio hitita. Sacado a la luz pública durante varias décadas de excavaciones que aún no han sido concluidas, cuenta con una ciudadela construida sobre un peñón con numerosos palacios, depósitos, templos y, en un barranco, el santuario de Yazilikaya, que fue un lugar sagrado para los hititas, que vivían a dos kilómetros en la cercana ciudad de Hattusa. Lo más impresionante que se puede contemplar hoy día son los relieves grabados en la roca con los personajes que representan a los dioses del panteón hitita. Consta de dos cámaras que se denominan A y B que parece que tuvieron cometidos distintos. Una de ellas se supone que serviría para hacer las celebraciones de la Fiesta de la Primavera o del Año Nuevo y la otra, más pequeña para culto del rey difunto Tudhaliya. Los santuarios fueron usados desde el siglo XV a.C. pero la mayoría de los relieves datan del reinado de los reyes hititas Tudhaliya IV y Shuppiluliuma II a finales del siglo XIII a.C.. Este lugar de adoración contenía representaciones de los "1000 dioses del imperio de Hatti". Una serie de los vaciados en yeso de estos relieves rupestres, que Carl Humann tomó ya en 1882, es de gran valor para la investigación debido a que su estado de conservación es mejor que el de los originales. Hoy, cerca de Bogazköy, Çorum, Turquía.
 
Volver