Yálemo

o Iálemo. Yálemo es hijo de Apolo y Calíope y hermano de Himeneo y Orfeo, en una versión de la leyenda de éste. Así como Himeneo personifica el canto de la ceremonia nupcial, Yálemo representa el canto triste, la lamentación sobre los seres que mueren jovenes. Presidía los funerales y todos los deberes fúnebres que los vivos tributaban a los muertos. Pasa por ser el creador del género. O bien se le identifica con Lino, muerto también en edad temprana y sobre el cual se cantó esté género de lamentación. Se daba este mismo nombre a los cantos lúgubres.
 
Volver