Yodama

Yodama es hija de Itono y, por tanto, nieta de Anfictión, de la raza de Deucalión. Su madre es la ninfa Melanipa. Era sacerdotisa de Atenea Itonia en la región de Coronea, en Beocia. Una noche se le apareció la diosa revestida con la égida, y fue transformada en piedra. Tenía un altar en el templo, y todos los días, aun en la época de Pausanias, una mujer repetía por tres veces, al reavivar el fuego ritual: "Yodama vive y pide fuego". Yodama fue amada por Zeus, que le dio una hija, llamada Tebe, a la cual Zeus dio por esposa a Ógigo. Una curiosa leyenda citada por Tzetzes presenta a Yodama como hermana de Atenea. Ésta, de temperamento belicoso, la mató accidentalmente mientras se ejercitaba en el manejo de las armas (compárese con la leyenda de Palas).
 
Volver