Abdi Kheba

Rey palestino (ca.1.352-1.336 a.C.). Las preocupaciones religiosas y ascéticas del rey Amenofis IV-Akhenatón, tras su traslado a la ciudad de Akhetatón, alentaron a rebelarse a muchos Estados de más allá de las fronteras de Egipto que eran dependientes de la soberanía egipcia. El proceso de desintegración de la autoridad egipcia fue rápido, y varios reyes clientes de Egipto se encontraron en una situación incierta. Sin embargo, algunos se mantuvieron leales, entre ellos Abdi Kheba, rey de Jerusalén, que solicitó al rey de Egipto un modesto contingente de tropas, cincuenta hombres, para que le ayudaran a defender su territorio. Akhenatón desoyó su petición, al igual que hizo con todas las peticiones que se le formularon.
 
Volver