Academia

Suburbio de Atenas, aproximadamente a un kilómetro de la puerta del Dípilon. Era famoso por su santuario de Atenea en el que había plantados once olivos sagrados y se habían levantado once altares. No estaba lejos de la Academia platónica.
 
Volver