Laconia

Región del sureste del Peloponeso, con un amplio litoral, bordeada al norte por montañas que la separan de Argólida y Arcadia. Laconia, también conocida como Lacedemonia, fue en la antigua Grecia una porción del Peloponeso cuya ciudad más importante fue Esparta. En la Grecia Clásica los espartanos conquistaron Mesenia cuyos habitantes, los hilotas, fueron esclavizados. Al norte tenía las montañas de Arcadia, y desde ellas corrían al sur las de Taigeto (Taygetus) y Parnón; al este la costa acababa con el promontorio Malea. El río Eurotas, con su tributario el Oenos o Oenus, regaba el país. Otros ríos del país eran el Tiasa, el Felia, el Esmeno, y el Escyras. El río Eurotas se cruzaba por un antiguo puente llamado el Jerocampo. Las principales ciudades eran Esparta, Amiclas y Faris, todas próximas unas de otras y cercanas al río Eurotas. Amiclas (Amyclae) fue la principal ciudad antes de la invasión dórica y estaba a unos 4 km de Esparta; al sur, a pocos km, estaba Faris (Pharis) que también fue una ciudad de los aqueos que ya existía antes de los dorios. Otra ciudad era Therafne, dependiente de Esparta. La leyenda hace a los léleges los primitivos habitantes del Peloponeso. Su rey Lelex fue sucedido por su hijo Milas, y éste por su hijo Eurotas, que dio nombre al río. No dejó descendencia masculina y le sucedió Lacedemón o Lacón, hijo de Zeus y de Taygeta, que se casó con Esparta, hija del último rey, que dio su nombre al pueblo y el de su mujer a la ciudad que fundó. Su hijo Amiclas, fundó la ciudad homónima. Después de eso, Lacedemonia fue regida por príncipes aqueos; Esparta fue la residencia de Menelao, hermano de Agamenón. A Menelao le sucedió Orestes, que se casó con la hija de Menelao, Hermione; a Orestes le sucedió su hijo Tisameno, que reinaba cuando llegaron los dorios bajo la dirección de los heráclidas. Lacedemonia fue adjudicada en la repartición a Eurístenes y Procles, hijos de Aristodemo. La leyenda hace a los dorios amos immediatos de todo el Peloponeso, pero en realidad primero ocuparon Laconia y finalmente la llanura de Esparta. Los dorios dividieron los territorios en seis distritos: Esparta, reservada para ellos; Amiclas a unos 4 km de Esparta, que quedó para los aqueos y por ellos fue llamada Filonomos y Las, Faris, Egis y una sexta ciudad, cuyo nombre no se ha conservado, que estarían gobernadas por virreyes y podrían recibir nuevos ciudadanos. Amiclas fue conquistada poco antes de la primera guerra mesenia por el rey espartano Teleclos que también conquistó Faris y Gerontra, también ciudades de los aqueos; su hijo Alcámenes, conquistó la ciudad de Helos, en la costa, cerca de la desembocadura del Eurotas. Aún había otras ciudades aqueas que fueron sometidas por esta época, pero de las que no se ha conservado la noticia. A mitad del siglo VIII a.C., los dorios de Esparta ya dominaban toda Laconia central; la parte oriental era dominio de Argos que poseían hasta el Cabo Malea y la isla Citera; esta parte fue conquistada por los espartanos en una época no conocida, pero seguramente entre la mitad del siglo VIII y la primera guerra mesenia (741-724 a.C.). La expansión subsiguiente fue hacia la parte oriental, hacia Mesenia, donde los dorios que allí gobernaban poseían tierras fértiles. A la primera guerra siguió la segunda (685-668 a.C.) con la que toda Mesenia fue conquistada y los habitantes fueron convertidos en hilotas. El nombre de Mesenia desapareció y la denominación de Laconia o Lacedemonia se extendió a todo el sur del Peloponeso, de costa a costa. Las partes altas de los valles del Eurotas y Oenus, y los distritos de Esciritis, Beleminatis, Maleatis, y Cariatis, que pertenecían a los arcadios, fueron conquistados por los espartanos y anexionados antes del 600 a.C.. Cuando intentaron pasar las montañas del norte y someter Tegea se encontraron con una fuerte resistencia y los tegeanos se declararon tributarios de Esparta, la expansión ya se había casi acabado y los espartanos se retiraron con sólo esta declaración que era nominal. En 547 a.C. los espartanos se apoderaron del distrito oriental de Cinuria. En este distrito estaba la ciudad de Antana. En la frontera de Mesenia con Elis, los espartanos aparecen dominando Aulon. Las fronteras de Lacedemonia permanecieron inalteradas durante siglos hasta que en 371 a.C. derrotados por Epaminondas de Tebas, se restableció la independencia de Mesenia y se fundó la ciudad de Megalópolis en Arcadia. Unos años después el rey Filipo II de Macedonia transfirió algunos distritos a Argos, Arcadia y Mesenia, y en concreto a esta última los distritos al norte del río Pefnos, que no se sabe si los mesenios pudieron conservar por mucho tiempo. Cuando se estableció la Liga Aquea, la influencia de Esparta casi desapareció; el rey Cleómenes III derrotó a los aqueos en diversas batallas, pero los aqueos pidieron ayuda a Antígono III de Macedonia, que derrotó a los espartanos en la batalla de Selasia (221 a.C.) y Esparta no tardó en caer en manos de tiranos; el último de los cuales, Nabis, fue obligado por Tito Quincio Flaminino a entregar Gitión y otras ciudades de la costa que habían ayudado a los romanos y que fueron separadas de Laconia y puestas bajo protección de la Liga Aquea (195 a.C.), con lo que los espartanos quedaron confinados al valle donde sus antepasados se habían establecido y rodeado de enemigos. En 188 a.C. Esparta fue ocupada por el estratego de la Liga Aquea, Filopemen, e incorporada a esta Liga; Roma, irritada por el incremento de poder de la Liga, dio apoyo al partido nacionalista espartano, pero poco después Grecia fue conquistada por los romanos y Esparta incorporada como el resto de estados griegos. No se conoce si las ciudades aliadas de Roma en la costa oriental de Laconia fueron devueltas a la administración de Esparta, pero lo más probable es que formasen una entidad nueva eleutero-laconia, el país de los laconios o lacedemonios libres. Augusto favoreció a los espartanos y dio a Esparta la ciudad mesenia de Cardamyle y después la de Farae y la isla de Citera. A finales del siglo IV el país fue devastado por los godos bajo la dirección de Alarico (395) que ocupó Esparta, pero en 396 fue expulsado por Estilicón.
 
Volver