Os damos la bienvenida al Diccionario de Historia Antigua y Mitología más completo de Internet.

Introduce la palabra que quieras consultar, selecciona el tipo de búsqueda (Todos los campos, Palabra o Descripción) y haz clic en "Buscar".

- Cuando realizas una consulta de un término ten en cuenta que el buscador mostrará un listado alfabético de las palabras exactas y también de aquellas palabras que contengan dicho término.

- Una vez hayas realizado una búsqueda, si has navegado por distintas páginas o has entrado a explorar el listado por letras es aconsejable pulsar el recuadro "Anular" antes de realizar una nueva consulta.

Página 17 - 1322 Palabras 801 al 850 de 66095

Palabra   |   Descripción

Acarnés

Acarnas (en la Antigua Grecia, Acarnas era el más vasto de los demos del Ática).

Acarniano

Acarnano (natural de Acarnania).

Acarras

Ciudad griega de Tesalia. Es citada en el marco de la Segunda guerra macedónica. Tito Livio menciona que Acarra fue ocupada por los etolios por la rendición de sus habitantes el año 198 a.C., tras la retirada de Filipo V de Macedonia del territorio de Tesalia. Acuñó monedas de bronce al menos desde el siglo IV a.C.. Hoy, podría identificarse con Ekkara, en el golfo Malíaco, Grecia.

Acasis

Acalis (se cree que es la misma que Acacalis).

Acasis

Hija de Minos, casó con Apolo y tuvo dos hijos de esta unión. Probablemente es la misma que Acacalis.

Acasmántidas

o Acasmántides. Nombre genérico de una tribu de Atenas.

Acasmántides

Acasmántidas (nombre genérico de una tribu de Atenas).

Acaso

Divinidad de la mitología griega y romana, a la que se atribuía el origen del mundo.

Acasta

o Acaste. Una de las ninfas Oceánidas o hijas del Océano y de Tetis. Ver, Oceánidas.

Acaste

Acasta (una de las ninfas Oceánidas o hijas del Océano y de Tetis).

Acástidas

Descendiente de Acasto, uno de los argonautas y rey de Tesalia.

Acasto

(siglo XI a.C.). Segundo arconte de Atenas (1.048-1.012), descendiente de Medonte (Medóntidas).

Acasto

Hijo de Pelias, rey de Yolco, y de Anaxibia. Participó en la expedición de los Argonautas contra la voluntad de su padre, el cual había ideado dicha expedición sólo como un medio para deshacerse de Jasón, que representaba un peligro para su trono. También tomó parte en la cacería del jabalí de Calidón. Y cuando su padre, Pelias, fue muerto por Medea, Acasto subió al trono de Yolco (Ver, Medea). Acasto desempeña un papel indirecto en la leyenda de Peleo, padre de Aquiles. En efecto, durante la cacería de Calidón, Peleo había dado muerte accidentalmente a uno de los cazadores, Euritión, y para purificarse del homicidio acudió a Acasto. Durante su estancia en la corte de Yolco, Astidamía, esposa de Acasto, se enamoró de él. Rechazada por el héroe, la mujer envió un mensaje a la esposa de Peleo en que le decía que su marido se disponía a abandonarla para casarse con Estérope, hija de Acasto. La mujer de Peleo se ahorcó de desesperación. No juzgando aún suficiente su venganza, Astidamía acusó a Peleo ante Acasto, pretendiendo que había tratado de seducirla. Acasto le prestó crédito y, no atreviéndose a matar a su huésped, al que acababa de purificar de un delito de sangre, concibió la idea de llevarlo a cazar al Pelión, donde lo abandonó durante su sueño. Para asegurarse de que las fieras o los seres dañinos de la montaña no lo dejarían con vida, escondió la espada del héroe entre estiércol de vaca. Peleo, inerme, habría sucumbido víctima de los centauros de la montaña si uno de ellos, el prudente Quirón, no lo hubiese despertado a tiempo y le hubiese devuelto la espada. Vuelto a su reino, Peleo pensó en vengarse. Según ciertas versiones, se dirigió a atacar Yolco, solo o ayudado por Jasón y Cástor y Pólux. Tomada la ciudad, dio muerte a Astidamía y esparció sus miembros por la población, de modo que su ejército pasase por entre los fragmentos del cuerpo despedazado. Mató también a Acasto. Otros autores sostienen que durante la guerra de Troya, Peleo, indefenso por hallarse en Asia su hijo Aquiles, fue atacado por Acasto y expulsado de su reino. Además de Astidamía, la tradición conoce otra esposa de Acasto, Hipólita, de sobrenombre Creteida, hija de Creteo (Ver).

Acates

Río del sudeste de Sicilia. Fluye en dirección suroeste 51,5 km, y pasa a través de la provincia de Ragusa, antes de desembocar en el Mediterráneo, en la costa sur de Sicilia. Su desembocadura se encuentra a unos 11 km al sureste de Gela. Hoy, Dirillo, Italia.

Acates

Acates es un troyano, fiel amigo de Eneas, a quien acompañó en sus viajes hasta Italia. Según una tradición, él fue quien dio muerte a Protesilao, primer griego que desembarcó en suelo troyano.

Acates

Es un nombre que Nonno, en las Dionisíacas, da a un compañero del dios. Trataríase, en este caso, de un tirreno.

Acatife

Ciudad que existió en otro tiempo en la isla de El Hierro, y una de las más importantes de la isla. Hoy, en la comunidad autónoma de las Islas Canarias, España.

Acatium

Acación (embarcación mixta de vela y remo, usada en la antigüedad por los griegos, muy parecida a una canoa).

Ácato

Vaso griego con forma de nave, utilizado para beber. Ver, Recipientes.

Acatus

Navío romano de vela, pequeño y muy veloz. Ver, Embarcaciones.

Acaunum

Augaunnum (asentamiento romano de Helvetia).

Acaunus

Augaunnum (asentamiento romano de Helvetia).

Acaviser

o Acavister. Deidad etrusca que a veces se describía como un hombre y otras veces como una mujer. Probablemente, se trata de una divinidad ligada a la curación. Está asociada con Turan, Aquiles, Tetis y Alpan.

Acavister

Acaviser (deidad etrusca que a veces se describía como un hombre y otras veces como una mujer).

Acaya

o Achaea (provincia romana). En principio el nombre designó, como recuerdo del pueblo aqueo, la costa septentrional del Peloponeso. En el período arcaico los aqueos enviaron colonos a Crotona y otras ciudades del sur de Italia. Hacia el siglo V a.C. fundaron la Liga Aquea, que no tuvo parte activa en la política griega hasta el siglo III. Por asociación, su nombre se extendió, el 146 a.C., al territorio de las ciudades que habían formado la Liga Aquea. Tras la derrota de la Liga y la destrucción de Corinto por los romanos el 146 a.C., este territorio quedó como provincia (Achaea) gobernada por un funcionario (praetor) romano. Durante algún tiempo este gobierno estuvo unido al de Macedonia. Comprendía la totalidad del área considerada en el mundo antiguo como Grecia. Es decir, el territorio al sur de las Termópilas, quedando excluidas, por tanto, Macedonia, Tesalia, Epiro y una parte de las islas del Egeo. Las ciudades del territorio fueron consideradas como tributarias (stipendiariae) de Roma a excepción de sus dos aliadas tradicionales, Atenas y Esparta, exentas por ello del pago de tributos. Bajo unas normas generales, que sustituyeron las formas de gobierno democráticas por las timocráticas, establecidas por los romanos, se reorganizó sin trastornos la vida de las ciudades. Éstas se gobernaron en un régimen de autonomía bajo la vigilancia discreta, pero atenta del gobernador romano. Este cambio evitó nuevas manifestaciones de carácter demagógico en la vida de las ciudades, que se desarrolló con cierta prosperidad, como en Atenas, o alcanzó un gran bienestar, como en Delos. En cierto modo pueden considerarse como excepcionales ciertos trastornos, como las sublevaciones de esclavos, aunque en ocasiones alcanzaran notable importancia. El nuevo sistema ofreció a Grecia seis decenios de paz. Ésta se vio interrumpida por la política y aspiraciones de Mitrídates VI, que en su lucha contra Roma se presentó como adalid de la libertad griega. El episodio más importante de esta lucha fue el asalto de Atenas por las tropas de Sila, el 86, precedido por la destrucción de Delos. Durante 60 años más, Grecia se vio asolada por las guerras civiles romanas. Los piratas de Mitrídates habían atacado con preferencia las ciudades costeras, pero los diferentes ejércitos en lucha se cebaron en las del interior. La Grecia que contempló Augusto tras su victoria de Actium no debió ser muy distinta del campo de ruinas que describe por esos mismos años Estrabón. Si los griegos anhelaban algo era la paz, al igual que los restantes habitantes del Imperio. También aquí la reconstrucción de la provincia fue obra de Augusto, que autorizó la creación de federaciones entre las ciudades, concediéndoles especiales beneficios, caso de Esparta. Corinto, reconstruida por César el 44 a.C., pasó a ser la capital de la provincia. Ésta fue gobernada por funcionarios de la clase ecuestre. A pesar de ello, una grave carga fiscal pesaba sobre la provincia, cuya economía era ya fundamentalmente agrícola, y provocaba una continua emigración, que reducía a aldeas ciudades antaño florecientes. Los sucesores de César se interesaron por Acaya, que bajo Claudio fue gobernada de nuevo por funcionarios senatoriales. Achaea conformó una provincia deferente que incluía la totalidad del centro de Grecia, el Peloponeso y las islas Cícladas estando su capital en Corinto. Nerón concedió la libertad a todos los helenos. Aunque suprimida esta medida por Vespasiano, las ciudades continuaron manteniendo su sistema de gobierno autónomo y su precaria administración financiera. Adriano se ocupó de reconstruir Atenas, creando de hecho una nueva ciudad. No fue la única beneficiada. También Patras y Corinto gozaron de su protección. Grecia gozaba de la paz que tanto necesitaba. La guerra civil volvió con la lucha entre Septimio Severo y Pescenio Nigro, en la que los griegos cometieron el error de apoyar al vencido. A ello siguieron nuevos desastres en la segunda mitad del siglo III, incursiones de piratas, expediciones germánicas, los hérulos ca.267, que culminaron con la llegada de Alarico. Bajo Teodosio la provincia fue reorganizada, pero estas medidas, significaron la pérdida de la fisonomía propia que le concediera la organización de ciudades libres.

Acaya

Jonia (región del Peloponeso de donde los jonios, arrojados por los aqueos, pasaron al Asia Menor).

Acaya

Sobrenombre de la diosa Minerva, utilizado en Lucera, Apulia, Italia.

Acaya

"dolorosa". Epíteto de Deméter. Esta advocación hacía referencia al dolor que la diosa sentía por la desaparición de su hija Perséfone, raptada por Hades.

Acaya de Ftía

o Acaya Ftiótide. Se llamaba así a una pequeña región situada al sur de Tesalia, para distinguirla de la Acaya del Peloponeso. Estaba comprendida entre el golfo de Malia y lo que en época histórica serían las tétrades de Ftiótide y Pelasgiótide; al norte de la Mélide y al sudeste del territorio de Farsalo. Era una región que no formaba parte de Tesalia propiamente dicha. Es, por otra parte, la primera residencia de los aqueos del Peloponeso. )o( MITOLOGÍA.- Ver, Pelasgo, Selino, Tisámeno.

Acaya Ftiótide

Acaya de Ftía (se llamaba así a una pequeña región situada al sur de Tesalia).

Acaz

o Ajaz o Asaz (siglo VIII a.C.). Rey (736-716) de Judá. Hijo y sucesor de Jotam y coetáneo de los reyes de Israel Peqah y Oseas. Acaz se inclinó por una política filoasiria, negándose a participar en una coalición dirigida por Rezón de Damasco y Menahem de Samaria en contra de Tiglat-pileser III (guerra sirio-efraimita), lo que le causó la pérdida de algunos territorios e incluso casi su destronamiento. Gracias al pago de un fuerte tributo logró esquivar el ataque de los asirios, si bien hubo de rendirles homenaje, sumisión y tributo, debiendo incluso adorar en Damasco, adonde acudió a ver a Tiglat-pileser III, a los dioses asirios. Impulsó reformas e innovaciones en el culto religioso que no fueron acogidas favorablemente. Los Paralipómenos señalan incluso que mandó cerrar el templo de Yahveh en Jerusalén. Acaz pasó a ser, en la tradición judía, el prototipo de soberano descreído. Fue sucedido por su hijo Ezequías. Ver, Cronología de Judá.

Acazib

o Aczib. Población de la tribu de Judá que se menciona como emplazada entre Ceil y Maresa. Se supone por algunos textos que estaba situada al suroeste de Palestina.

Acazib

Población marítima de Palestina, situada entre Tiro y San Juan de Acre. Formaba parte de la tribu de Aser, pero continuaban habitando en ella sus antiguos moradores, cananeos de origen. Los santos Jerónimo y Eusebio la emplazan a 9 millas de San Juan de Acre. Senaquerib se apoderó de la ciudad durante la guerra que mantuvo con Ezequías, rey de Judá. Quedan restos de antiguas murallas.

Acbabe

Instrumento musical persa, compuesto de un mango largo y hueco y de una caja cubierta de piel, que sirve de caja de resonancia. Tiene una sola cuerda, muy tirante, que se frota por medio de un pequeño cilindro impregnado de resina, que sirve de arco.

Acca

Hermana y compañera de la guerrera Camila, reina de los volscos.

Acca

Ciudad fundada por los cartagineses a mediados del siglo VI a.C., durante la expedición colonizadora emprendida por Hannón. Dicha ciudad tuvo asiento en las costas de África.

Acca Fáustula

Uno de los nombres de Aca Larentia.

Acca-Tarruncia

Uno de los nombres de Aca Larentia.

Accabe

Fortaleza construida por los cartagineses cerca de las columnas de Hércules.

Accabicon-Tichos

Ciudad prehispana situada en el estrecho de Gibraltar, cuya fundación se atribuía a Hércules.

Accain

Población de la tribu de Judá que cita Josué, situada entre Zanoe y Gabaa.

Accalias

o Larentales o Laurentales o Larentinalias o Larentalia. Fiestas fúnebres instituidas por los romanos que se celebraban el 23 de Diciembre, en honor de Acca Laurentia, en agradecimiento de que al morir legó al pueblo todos sus bienes. Los datos que existen acerca de lo que fueran las las larentinalias, afirman el carácter de Acca Laurentia como diosa fecunda que ejerce su poder en los antros subterráneos; se celebraban, antes de Julio César, en el noveno día antes de las calendas de Enero, y después en el décimo (23 de Diciembre); precisamente en la época que empiezan a alargarse los días. Eran a un tiempo culto fúnebre en honor de Acca Laurentia (Parentatio) y fiesta dedicada a Júpiter, como dios de la luz. En el dia señalado, se dirigía la comitiva al barrio del Valabrum, llegando hasta la entrada de la Via Nova, próxima a la porta Romanula, donde se levantaba la eminencia llamada tumba de Acca Laurentia, y allí, a las seis, es decir, en el momento en que espiraba el año en aquella época y empezaba el nuevo, los pontífices y el flamín del Quirinal ofrecían el sacrificio a los manes. El resto del día se consagraba a Júpiter, que da la vida y es padre y soberano de los genios, y a Acca Laurencia, madre y soberana de los lares.

Accaóforos

Acuarienses (denominación genérica de una serie de movimientos sectarios cristianos que aparecieron durante los primeros siglos de nuestra era, que no admitían el uso ….).

Accarón

o Accron o Acron. Fue la menos importante de las cinco satrapías que tenían los filisteos en Palestina, al ser ocupada por los israelitas. Citada diferentes veces en varios libros del Antiguo Testamento, en especial los de Josúe, varios de los Reyes y los Profetas. Estuvo emplazada cerca del mar, entre Azoto y Jamnia hacia el este. En 1838 se descubrió la población de Aker, en la que pudieron habitar unas 800 personas, con reducidas viviendas de uno o dos pisos y de tres metros de altura, construidas con adobes, situada entre Emaús-Nicópolis, al este, y Jamnia o Sabué, al oeste, que corresponde sin duda a la antigua Accarón. La historia de esta ciudad está enlazada, con importantes hechos del pueblo de Dios. Josué la asigna a la tribu de Judá, después fue concedida a la de Dan, y posteriormente fue reconquistada por los filisteos. En este período de tiempo el Arca de la Alianza había caído en poder de los filisteos, fue transportada de Azoto a Get y de aquí a Accarón, de donde es conducida, con varios presentes expiatorios, a la próxima Betsames. Accarón fue elegida para guardar el principal templo que los filisteos habían dedicado al dios Baal, a quien atribuían poder contra las picaduras de moscas y contra ciertas enfermedades. Allí acudió el rey Ocozias para saber si obtendría la curación de un mal proveniente de una caída grave. En 147 a.C., Alejandro Balas, titulado hijo de Antíoco Epifanes, que había logrado hacerse-próclamar rey de Siria y pactado una alianza con Jonatás Macabeo, le regaló la ciudad de Accarón con todas sus dependencias. Hasta el tiempo de las Cruzadas. es mencionada por varios escritores. Desde el siglo XIV cae en completo olvido. Las inscripciones de Senaaquerib, de Assaraddon y de Assurbanipal la mencionan varias veces. Habitantes, accaronitas.

Accaronitas

Habitantes de Accarón.

Accatabula

Entre los instrumentos sonoros de percusión, mencionados por los autores medievales, aparecen los grandes y pequeños címbalos. El nombre árabe del címbalo era Kas, y el par de címbalos se designaba por A kas. Es probable que los primeros escritores latinizaran estos nombre, dándoles el común de accatabula, convertido después en acetabulum, a causa de la concavidad central de estos instrumentos. Se adoptó más tarde el de cymbala, címbalo, tomado de la Vulgata, que fue el que prevaleció definitivamente en la mayoría de las lenguas de Europa.

Acce

(hebreo, Acch o Akko; en el Libro de los Macabeos, Ptolemaida; en los autores griegos, Arke; en los autores latinos, Ace o Acce; en las inscripciones asirias, Ak-ku-u; en árabe moderno, Akka). Ciudad de Canaán (ca.1.500 a.C.), en la costa del Mediterráneo, en una espaciosa y fértil llanura, rodeada de montañas: al sur, el Carmelo, del que dista 22 km; al este, los montes de Galilea, distantes 11 km, y al norte, una montaña muy elevada, llamada antiguamente la Escala de los Tirios. Se halla edificada sobre un promontorio, y discurriendo por la costa meridional se ofrece a la vista la notable bahía de Haifa, terminada al norte por Acce y por el sur en el monte Carmelo. A muy corta distancia corre el río Belo. La etimología del nombre es desconocida, pero aparentemente no es semítica. Una etimología popular en hebreo es que, cuando se creó el océano, se expandió hasta que llegó a Acre y luego se detuvo, dando a la ciudad su nombre (en hebreo, ad koh significa "hasta aqui" y "no más allá"). Acre parece estar registrado en los jeroglíficos egipcios, posiblemente siendo el "Akka" de los textos de execración de alrededor de 1.800 a.C. y el "Aak" en las listas de tributos de Thutmosis III (1.490-1.436 a.C.). Las tablillas cuneiformes de Amarna también mencionan un "Akka" a mediados del siglo XIV a.C.. En sus monedas, el nombre fue escrito "K". Aparece en asirio y una vez en hebreo bíblico. Otras transcripciones de estos nombres incluyen Acco, Accho y Akke. Las historias de Josefo también transcribieron la ciudad al griego como Akre. Bajo los sucesores de Alejandro Magno, los egipcios llamaron a la ciudad Ptolemais y los sirios Antioquía o Antioquenos. Como ambos nombres fueron compartidos por muchas otras ciudades, se distinguieron de diversas maneras. Los sirios lo llamaron Antioquía en Ptolemais y los romanos Ptolemais en Fenicia. Otros lo conocían como Antiochia Ptolemais. Bajo Claudio , también fue conocida brevemente como Germanicia en Ptolemais. Como colonia romana, pasó a llamarse Colonia Claudii Caesaris Ptolemais o Colonia Claudia Felix Ptolemais Germanica Stabilis, después del emperador Claudio. Abreviadamente de conoció como Colonia Ptolemais. Antiguamente tuvo un puerto con su dique, del que hoy no queda más que algún resto que no permite la entrada a embarcaciones de más de 1,50 m de calado. Además del comercio costero, también fue un importante punto de ruta en la carretera costera de la región y en la carretera que se abre tierra adentro a lo largo del valle de Jezreel. Bajo el nombre de Ptolemaida fue la metrópolis titular de Fenicia Prima o Fenicia Marítima, siendo Ptolomeo II Filadelfo quien, en 281 ó 267 a.C., le dio este nombre, aunque no por esto perdió su denominación semítica de Akko. En tiempo de las cruzadas es llamada Acón, que paulatinamente se transforma en Acre. Desde que los caballeros hospitalarios de San Juan se establecieron en esta plaza, se la conoce con el nombre de San Juan de Acre. Los restos del asentamiento más antiguo en el sitio de Acre moderno se encontraron en un túmulo ubicado a 1,5 km al este de la ciudad. Conocido como Tel Akko en hebreo y Tell el-Fukhar en árabe, su fecha es de aproximadamente 3.000 a.C., durante la Edad del Bronce Temprano. Esta comunidad agrícola duró solo un par de siglos, después de lo cual el sitio fue abandonado, posiblemente después de haber sido inundado por el aumento de las aguas marinas. Acre fue reasentado como un centro urbano durante la Edad del Bronce Medio (ca.2.000-1.550 a.C.) y ha sido habitada continuamente desde entonces. Durante la Edad del Hierro, Acre se afilió política y culturalmente con Fenicia. En el libro bíblico de los Jueces, Akko aparece en una lista de los lugares que los israelitas no pudieron conquistar de los cananeos. Por su ventajosa posición, ha pasado por una larga serie de vicisitudes, hasta tomar su último nombre, en especial desde el tiempo de los Macabeos, que es cuando por vez primera la menciona el Antiguo Testamento, Si bien en los monumentos epigráficos se hace referencia a ella desde la Dinastía XVIII egipcia, figurando en las inscripciones de Thotmés III. En el repartimiento de la tierra prometida fue asignada a la tribu de Aser; pero sin ser contada en el número de las ciudades fronterizas principales. Según el relato posterior de Josefo, se dice que fue gobernado por uno de los gobernadores provinciales de Salomón. Alrededor de 727 y 722 a.C., Acre se unió a Sidón y Tiro en una revuelta contra el rey neoasirio Salmanasar V. Cuando el rey asirio Salmanasar V la sitió, fue sometida a los tirios, de los que se separó para pasarse a aquéllos. Sennaquerib (704-681) en su campaña contra Ezequías, rey de Judá, se apoderó de ella. Reinando Artajerjes II (404-358), sirvió a los persas de base de operaciones contra e Egipto, estando apostados en ella, según Maspero, 200.000 soldados y 20.000 mercenarios, 200 trirremes, 200 galeras de 30 remos y gran número, de barcos de carga. De acuerdo con historiadores como Diodoro de Sicilia y Estrabón, el rey Cambises II atacó a Egipto luego de formar un enorme ejército en las llanuras cercanas a la ciudad de Acre. En diciembre de 2.018, los arqueólogos que excavaban en el sitio de Tell Keisan en Acre desenterraron los restos de un puesto militar persa que podría haber jugado un papel en la exitosa invasión de Egipto en el año 525 a.C. Las fortificaciones del período persa en Tell Keisan se dañaron luego durante la campaña de Alejandro en el siglo IV a.C. para expulsar a los aqueménidas del Levante. Después de la muerte de Alejandro, sus principales generales dividieron su Imperio entre ellos. Al principio, los Ptolomeos egipcios tenían la tierra alrededor de Acre. Ptolomeo II Filadelfo renombró la ciudad a Ptolemais en su honor y el de su padre. Antíoco III conquistó la ciudad para los seléucidas sirios en 200 a.C.. A finales de los años 170 o principios de los 160 a.C., Antíoco IV fundó una colonia griega en la ciudad, a la que llamó Antioquía por él mismo. En 165 a.C. Judas Macabeo derrotó a los seléucidas en varias batallas en Galilea. Hacia 153 a.C. Alejandro Balas, hijo de Antíoco IV Epífanes, disputando la corona seléucida con Demetrio, se apoderó de la ciudad, que le abrió sus puertas y celebró en Ptolemaida su desposorio con Cleopatra, hija de Ptolomeo VI Filométor, rey de Egipto. Demetrio ofreció muchos sobornos a los Macabeos para obtener apoyo judío contra su rival, incluidos los ingresos de Ptolomeos en beneficio del Templo en Jerusalén, pero en vano. Jonathan Apphus se puso del lado de Alejandro Balas y en 150 a.C. fue recibido por él con gran honor en Ptolemais. Algunos años más tarde, sin embargo, Tryphon, un oficial del Imperio seléucida que había sospechado de los Macabeos, incitó a Jonathan a Ptolemais y allí lo hizo prisionero. La ciudad fue capturada por Alejandro Janeo (ca.103-76 a.C.), Cleopatra (ca. 69-30 a.C.) y Tigranes II de Armenia (ca.95-55 a.C.). Aquí Herodes el Grande (37-4 a.C.) construyó un gimnasio. Los Hechos de los Apóstoles informan que Lucas el Evangelista, Pablo el Apóstol y sus compañeros pasaron un día en Ptolemais. En los primeros siglos del cristianismo fue elevada a sede episcopal. Tras la división del Imperio romano en 395, Ptolemais fue administrada por el estado sucesor, el Imperio Bizantino. Tras la derrota del ejército bizantino de Heraclio por el ejército rashidun de Khalid ibn al-Walid en la batalla de Yarmuk, y la capitulación de la ciudad cristiana de Jerusalén ante el califa Omar, en Acre comenzó a gobernar el califato de Rashidun en 638. Hay dos monedas de la ciudad, una de Trajano y otra de Adriano, que representan la población, bajo la figura de una mujer velada, sentada en una roca en medio del mar. Ostenta en su diestra tres espigas, emblema de la fertilidad del país, y a sus plantas la imagen de un río, seguramente el Belo. Hoy, Acre o San Juan de Acre, en el Distrito Norte de Israel.

Accendones

Jefes de los gladiadores, quienes en los juegos públicos y en los espectáculos animaban a los combatientes. Ver, Gladiadores.

Accensi

(sg. Accensus). Soldados sin armas que formaban la línea de reserva encuadrados en una centuria romana, y que eran clasificados en el ordenamiento de Servio Tulio en la última centuria. Eran también los ciudadanos que poseían un capital inferior a los 11.000 ases. Ver, Accensus (soldados suplementarios pertenecientes a la clase de ciudadanos homónima).

Accensi velati

Ver, Accensus (nombre de una de las categorías de ciudadanos, según la organización de Servio Tulio).

Página 17 - 1322 Palabras 801 al 850 de 66095

 

Volver